Proyectos

 

 


Eñe

Leer puede cambiarlo todo.


Una marca es una cultura. Gran parte del trabajo estratégico de Nadie pivota alrededor de este eje. En construir marcas que conectan, comunican, se desarrollan, hacen negocios, generan audiencias, a partir de una forma de pensar, de unos valores, una filosofía real.  Un enfoque que hemos destilado, en gran medida, a partir de nuestro trabajo en entornos culturales y de nuestra voluntad clara de compromiso, de crear marcas con ambición de trascendencia. Por eso luchamos por iniciar nuestro trabajo antes de que la marca exista. Incluso antes de que el proyecto exista: cuando es preciso fijar la estrategia, los “por qués”, los “para quién”, los “cómos”, las preguntas cuya respuesta aún no existe.

 

Eñe es una revista de literatura ya sólidamente establecida, madura, editada por La Fábrica, en cuya creación, hace ya diez años, participamos. Y que llegó a nuestra mesa con ambición de actualización, de reforzar su proyección al futuro. Un proyecto en el que hemos vuelto a trabajar, desarrollando la esencia de Eñe como marca, como una realidad cultural de plena vigencia, muy superior, en relevancia y capacidad de impacto, a su dimensión hasta el momento, como revista impresa. Sin entrar en los detalles que el tiempo irá desvelando, la nueva Eñe, crecerá a partir de lo que los usuarios hacen con la revista, leer, y de lo que esto puede llegar a significar hoy en nuestra sociedad, en un país con los índices de lectura y consumo cultural por los suelos.

 

La nueva Eñe es una reivindicación: del orgullo de leer, de pertenecer al grupo de los que leen, y de la intensa e irrepetible relación que se crea entre los que lo hacen y entre estos y la otra gran comunidad a la que reivindica Eñe, la de los que escriben. Leer es una toma de postura, una acción individual con impacto claro: una acción, en cierto modo, de micropolítica. Reivindicar la lectura, cultivar la escritura que la nutre, es una estrategia de marca cargada de sentido contemporáneo.

 

La nueva Eñe es una marca cultural que hace visible la gran comunidad forjada a lo largo de esta década. Que potencia la hibridación permanente entre el papel, lo digital y el encuentro alrededor de la palabra escrita y leída. Una Eñe que une sin concesiones joven con nuevo, vivo, activo y de calidad. Una marca que, como toda marca cultural de relevancia, se construye a través de la excelencia de su contenido y su forma de difundirlo, de conectarlo con cada uno de sus usuarios, de sus lectores. Y que para ello renueva también su identidad verbal, su posición editorial, su estructura de contenido, su entorno multimedia, simbolizados en una nueva cabecera y portada y en la incorporación a su iconografía de la fotografía. 

 

 

LA APORTACIÓN DE NADIE 

Estrategia de Marca.
Dirección Creativa.