Proyectos

 

 


Camper Volvo Ocean Race

La carrera más exigente: la de la identidad.


Nadie encuentra uno de sus territorios naturales de desarrollo en los proyectos singulares del más alto entorno de exigencia. La participación de Camper en la Volvo Ocean Race es sin duda una de las máximas expresiones de esta afirmación. Un proyecto que significó la entrada por la puerta grande de la marca mallorquina de zapatos en el entorno de los grandes patrocinios deportivos internacionales, de la mano del Emirates Team New Zealand. 

 

 

En el marco de nuestra integración absoluta en el equipo de dirección y gestión de la marca Camper, trabajando mano a mano con ellos, convertimos el proyecto en un gran reto de diseño y branding, absolutamente conectado con el indiscutible liderazgo internacional de Camper en este ámbito. Un desafío en el que, dada la talla de nuestros competidores, no bastaba con conseguir la máxima calidad: había que alcanzar la excelencia absoluta en disrupción, diferencia, storytelling y solvencia de ejecución. El éxito deportivo estaba en juego, pero desde el principio, como finalmente ocurrió, nos propusimos asegurarnos el éxito absoluto en la lucha por el liderazgo en identidad.

 

 

Las exigencias técnicas y la extensión del proyecto (desde el diseño de la identidad gráfica del barco y el complejo sistema de velas a los uniformes de la tripulación en todos los entornos o el merchandising), guiaron nuestro proceso de selección de partner creativo entre grandes estudios de diseño internacionales en España, UK, USA y Japón. El compañero de viaje finalmente designado fue Farrow Design, el estudio londinense liderado por Mark Farrow, el deslumbrante creador, entre otras muchas, de la paradigmática imagen gráfica de The Pet Shop Boys o el mítico club de Manchester The Hacienda. Su propuesta gráfica, inspirada en un antiguo sistema de camuflaje utilizado en naves militares, permitió dotar a todos los elementos de presencia Camper en la prueba, cualquiera que fuera su dimensión, de una capacidad de comunicación e impacto inéditas hasta el momento. Reforzada por la deslumbrante aportación realizada al proyecto por el pabellón desmontable diseñado por el arquitecto japonés Shiggeru Ban.

 

 

Pero en este proyecto hubo mucho más que diseñar: una estrategia de comunicación enormemente exigente, multimedia, con un alto componente digital y audiovisual, capaz de mantener el engagement con el público natural de la marca y con los nuevos públicos contactados en los entornos visitados por la carrera y en el entorno náutico a lo largo de un periodo de actividad extremadamente prolongado. Y lo que es más importante: un modelo de relación con la marca y sus gestores aún más integrado, más identificado que nunca y absolutamente comprometido con un delivery de máxima excelencia.

 

 

 

LA APORTACIÓN DE NADIE 

Brand consultancy

Creative management

Communication strategy