Nadie

 

 

 

 

 

 

 De un hotel a una historia, un símbolo, una visión de futuro. 

 

En el año 2006 el Grupo Barceló adquirió el Hotel Formentor, el gran icono de la industria hotelera mallorquina. Un hotel nacido en 1929 que hoy permanece como uno de los grandes hitos de un modelo de hostelería visionaria, respetuosa con el medio ambiente y muy estrechamente conectada con la creación y la cultura. Como si en ese proyecto, nacido en uno de los momentos más convulsos del siglo XX, se hubieran anticipado muchas de las variables que hoy sitúan a un hotel en la órbita de la contemporaneidad y la sostenibilidad.

 

 

 

 

 

En 2009 el hotel cumplió 80 años. Para conmemorarlo, Nadie recibió el encargo de editar un libro. Un proyecto que asumimos con la pasión del que tiene entre manos la oportunidad de fijar y transmitir unos valores de inestimable relevancia, por su capacidad simbólica y su potencialidad de ejemplo, de influencia positiva, para nuestra gran industria turística. Y muy especialmente para la de la isla, en la que la disyuntiva entre sostenibilidad y desarrollo goza de plena vigencia y precisa de referencias sólidas y argumentadas. 

 

 

 

El proyecto transcendió ampliamente al formato elegido. Se convirtió, de entrada, en un gran proceso historiográfico y de documentación, que incluyó el rastreo de antiguos trabajadores del hotel, los antiguos propietarios, hemerotecas, fotógrafos locales e internacionales y todo tipo de personajes y personalidades que a lo largo de tantas décadas tuvieron contacto con el hotel y atesoran, aún hoy, imágenes, recuerdos, anécdotas cargados de una emoción altamente movilizadora. Todo este inmenso contenido fue transformado por la escritora mallorquina Carme Riera, una autoridad en el estudio de la generación literaria de los 50, especialmente ligada al hotel y sus emblemáticos Premios Formentor. Ella construyó un relato que es a la vez una biografía del hotel y un tratado acerca de su sentido, su significado, su relevancia y su proyección actual. 

 

 

Junto a ella, Nadie quiso introducir la visión de un artista visual contemporáneo, el fotógrafo Carlos Spottorno, capaz de interpretar, desde la iconografía documental contemporánea, un territorio que fue gran protagonista en la obra pictórica de los grandes paisajistas catalanes y mallorquines de principios del siglo XX. Su trabajo, desarrollado a lo largo de los meses de invierno, muestra un paisaje vivo, a la vez duro y amable, permanente, fiel compañero de un hotel y unos empresarios que han sabido respetarlo, cuidarlo y hacer de él un aliado y un pasaporte al futuro.

 

 

 



El prólogo de Carlos Fuentes, asiduo huésped del hotel durante décadas, como tantos otros grandes escritores, actores, creadores y líderes políticos y sociales internacionales, remató la ambición de un proyecto inequívocamente marcado por nuestra vocación de conexión entre las marcas y la cultura bajo los más exigentes niveles de excelencia. Un resultado posible solo gracias a un modelo de relación con el Grupo Barceló absolutamente abierto, cercano y comprometido con los resultados.